Biblioteca de Castilla La Mancha

La Biblioteca de Castilla-La Mancha, dependiente de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, constituye el centro bibliotecario más importante de la región y uno de los más destacados de España. Está ubicada en la última planta del Alcázar de Toledo, abrió sus puertas el 16 de octubre de 1998, uniendo en una sola institución la Biblioteca Pública del Estado en Toledo y la Biblioteca Regional, creada por la Ley de Bibliotecas de Castilla-La Mancha (Ley 1/1989, de 4 de mayo).