Nuestra tienda

Serum bifásico reparador de noche

30,00

Sérum bifásico de aplicación nocturna con ingredientes 100% de origen natural, sin excipientes, sin agua y sin componentes de carga. Todos sus ingredientes son principios activos, por lo que se necesitan apenas unas gotas para conseguir el efecto deseado. Sus resultados pueden apreciarse después de su primera noche de aplicación. Se presenta en frasco de cristal de 15 ml con cuentagotas de cristal para facilitar su aplicación.

Es un producto de uso diario adecuado para pieles mixtas, secas, sensibles, deterioradas o apagadas. Tras la primera noche de aplicación podrás observar un primer resultado visible. El rostro amanecerá hidratado, jugoso y renovado.

Este producto se puede utilizar como “producto único” en tu skin care de noche tras la limpieza facial. Es necesario agitarlo antes de su uso, lo que permitirá una mezcla uniforme de las dos fases de las que está compuesto el sérum.

Tiene un agradable aroma cítrico debido a la sinergia de los aceites esenciales de pomelo y hierba limón, esta última con propiedades anti estrés, por lo que ayuda a tonificar y a desinflamar la piel.

Sin perfumes o aromas, sólo aceites esenciales.

Apto para uso diario.

Apto para veganos.

Hay existencias (puede reservarse)

Hay existencias (puede reservarse)

Sku:
SR.BIF_NOCHE
Categoría:

Ingredientes estrella:

  • Vitamina C. La vitamina C ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento de la piel gracias a su capacidad de promover la síntesis de colágeno y de ceramidas de forma natural en nuestra dermis. En conjunción con la vitamina E de este sérum ayuda, a atenuar las manchas de pigmentación y propias de la edad. Nuestro organismo no tiene la capacidad de generar esta molécula y, por lo tanto, nuestra piel depende completamente de su aporte externo.
  • Coenzima Q10. Este compuesto activa el metabolismo de las células y protege la piel ante los radicales libres. Fortalece el sistema inmunológico y previene el envejecimiento prematuro de la piel inducido por la luz. También ayuda a prevenir la aparición de arrugas. La coenzima Q10 es un compuesto que el cuerpo genera de forma natural, sin embargo, ésta empieza a disminuir a partir de los 35 años.
  • Extracto de caléndula. Es uno de los principios activos botánicos más importantes de la cosmética. Tiene propiedades cicatrizantes, anti-inflamatorias, mejora la circulación cutánea y está indicado para pieles secas, agrietadas, con imperfecciones, pieles sensibles, irritadas, piel de bebe y productos protección solar. Tiene un gran poder cicatrizante y regenerador. Además, favorece la producción de colágeno y es un buen aliado en el tratamiento del acné.
  • El extracto de jambú, conocido en cosmética como “bótox biológico”. Este ingrediente aporta un efecto micro relajante e inhibidor de las tensiones que se producen cuando se contraen los músculos. Ayuda a estimular, reorganizar y reforzar la red de colágeno.
  • Extracto de astrágalo. Este extracto tiene una alta concentración de saponinas, las cuales ayudan a alargar el ciclo de vida de las células de la dermis, promueven la creación de fibroblastos y ayudan a prevenir la degradación del colágeno.
  • Aceite de sacha inchi. Es un aceite no graso muy valorado en cosmética por su riqueza en ácidos grasos insaturados, sobre todo Omega 3, 6 y 9, ácido alfa linolénico, ácido linoleico y ácido oleico. Además, tiene un alto porcentaje de tocoferoles, vitamina E y vitamina A. Es un gran aliado contra el envejecimiento de la piel, la piel seca, piel con imperfecciones y es compatible con pieles sensibles con tendencia a la irritación o inflamación.
  • Aceite de semillas de higo chumbo, con gran concentración de tocoferoles naturales, ácido linoleico, ácido oleico y fitoesteroles. Esto le convierte en un gran aliado contra la piel seca, madura o con problema de descamación. Tiene propiedades re-estructurantes e hidratantes y ayuda a reducir arrugas y ojeras.
  • El aceite de espino amarillo regenera, fortaleza y calma la piel. Tiene un alto contenido en vitamina E y A. Protege la piel de los radicales libres y fortalece la barrera natural de protección de ésta. Es adecuado para pieles secas y agrietadas y pieles maduras.
  • Aceite de cártamo. Este aceite tiene un alto contenido en ácido linoleico y omega 6. Ayuda a mantener la piel sana y combate los signos del envejecimiento prematuro.
  • Aceite de germen de trigo. El contenido en vitamina E en forma de alpha-tocopherol del aceite de germen de trigo es uno de los mas altos entre los aceites vegetales. Esta circunstancia le da un gran poder anti-oxidante celular y anti-radicales libres. Está recomendado para el tratamiento de pieles maduras, secas y con problemas de riego sanguíneo. Es muy bueno para el cuidado de cicatrices. Además, contiene vitaminas A, B, D, E y K y más de 60% de ácidos grasos poliinsaturados. Ayuda a prevenir envejecimiento prematuro de la piel.
  • Escualeno del aceite de oliva. Esta sustancia activa es compatible con cualquier piel porque es muy parecida a las grasas que por naturaleza tiene. Ayuda a proteger y regenerar la barrera cutánea gracias a sus funciones defensivas; tiene efectos antioxidantes, protege las células del daño que provocan los radicales libres y también tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas. Es suave al tacto y se absorbe fácilmente sin dejar sensación grasienta. Es excelente para tratar pieles secas, deshidratadas e irritadas, para frenar el envejecimiento cutáneo y para tratar problemas como la psoriasis o eczemas.
  • Aceite de rosa mosqueta. Uno de los activos más utilizado para el tratamiento de pieles secas o dañadas, ya sea por los efectos de los rayos ultravioleta o por otros agentes externos. Ayuda a retrasar los primeros signos de envejecimiento. Tiene una composición muy rica en ácidos grasos esenciales (omega 3, omega 6 y ácido linoleico), antioxidantes y vitaminas (retinol o vitamina A, vitamina C y vitamina E). Protege a la piel de la deshidratación, mejorando su aspecto, debido a que impide la pérdida de agua en exceso a través de la epidermis.
  • El aceite de jojoba no es un aceite realmente, sino un éster de cera. Se trata del extracto de la semilla del árbol de jojoba y es muy similar al manto ácido de nuestra piel. Se absorbe muy fácilmente y es de tacto seco. Suaviza, ayuda a disminuir las pequeñas líneas de expresión y arrugas y nutre en profundidad la piel, haciendo que ésta se vea rejuvenecida. Protege contra su deshidratación y tiene efecto antiinflamatorio. También contiene provitamina A y E.
  • Aceite de argán. Es un gran conocido por sus propiedades anti edad y anti oxidantes. Éste actúa hidratando, reafirmando, protegiendo y nutriendo la piel. Tiene un elevado contenido en ácidos grasos insaturados y es adecuado para todo tipo de piel y para todas las edades. Es rico en vitamina E en forma de alpha-tocopherol, y protege a las células de los radicales libres que deterioran la piel. Es un gran aliado para impedir la proliferación de hongos y quemaduras solares, actuando como antiséptico para heridas leves. De hecho, se ha utilizado tradicionalmente también para el tratamiento de enfermedades dermatológicas como la neurodermitis, la psoriasis, la varicela, casos de eczema y el acné juvenil.
  • Aceite de avellana. Es un aceite muy nutritivo de tacto seco adecuado para piel seca, sensible, madura o piel con problemas de circulación. Es ideal en pieles dañadas para el tratamiento de cicatrices o para aliviar pieles del daño producido por el sol.
  • Aceite de oliva. Aceite de oliva virgen extra, que aporta una protección frente a los factores ambientales más nocivos con los que convivimos en la actualidad. Tiene propiedades emolientes perfectas para pieles secas y ásperas, además de aportar una profunda hidratación, contiene numerosas vitaminas con efectos antioxidantes. Junto al aceite de coco, el aceite de oliva consigue una limpieza óptima y balanceada, a la vez que proporciona nutrición adicional a la piel.
  • Aceite de sésamo. Es un aceite muy utilizado en la medicina ayurvédica. Nutre e hidrata la piel. Ayuda a combatir su flacidez y es efectivo en quemaduras producidas por el sol y con las arrugas. Actúa como filtro solar natural debido su alto contenido en vitamina E.
Peso100 g